Los bancos contraatacan al verse acorralados en los juzgados por las hipotecas titulizadas

Logo AHATodo viene desde el momento que la Asociación Hipotecados Activos (AHA) tiro de la manta manifestando, con todo lujo de detalles, que “los bancos no son dueños de la deuda hipotecaria que reclaman en los juzgados” lo que ponía en duda los ejecutivos hipotecarios que sacaban a las familias de sus casas a través del desahucio. Esa manifestación sorprendía a cualquiera y algunos recelaban de que fuera cierta. La incertidumbre quedó despejada cuando se dio a conocer la respuesta a una carta dirigida al Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España, solicitando una aclaración al respecto, decía así: la titulación de un préstamo (la cesión o venta en forma de bono) supone que la entidad que concedió el mismo deja de ser la acreedora del préstamo” (*) el contenido del paréntesis es una adición mía. El images[1]Banco de España, en una nueva petición de consulta, tratando de desdecirse de lo dicho en similitud de las rectificaciones de donde dije digo digo diego, dijo lo siguiente: De acuerdo con el Real Decreto 716/2009, de 24 de abril, por el que se desarrollan determinados aspectos de la Ley 2/1981, de 25 de marzo, de regulación del mercado hipotecario y otras normas del sistema hipotecario y financiero, el emisor del título hipotecario (cedente) conservará la custodia y administración del préstamo o crédito hipotecario. Asimismo, establece que “la ejecución del préstamo o crédito hipotecario participado corresponde a la entidad emisora y al titular de la participación en los términos establecidos en el artículo 31”. Esta “literatura” no desdice en nada sobre quien es el acreedor legítimo, es más, confirma que no es el banco.  Otra cosa es que pueda iniciar la ejecución del préstamo del que debe de informar que lo hace por delegación. Ver:

El Banco de España se reafirma que los bancos no son dueños de las hipotecas que reclaman en los juzgados

images[1] (3)La cuestión es que el Banco de España nos ha remitido a la Ley 2/1981 – Artículo 31. Puede parecer algo inocuo que la máxima autoridad recalque que corresponde al banco cedente del préstamo la ejecución del mismo en caso de impago, olvidándose quién es el dueño de la deuda. Resulta que se trata de algo de más envergadura: se trata de una operación encubierta que se inició en las Audiencias Provinciales, el pasado año, que algunos jueces, adictos a los principios patrióticos de salvaguardar la economía nacional, propusieron a sus compañeros una “unificación de criterios” respecto a los estragos que la titulización podría hacer en los juzgados de primera instancia. ¿En qué consistía esta “unificación Espa_istan_LNegro_reasonably_small[1]de criterios? Se trataba de cargarse las resoluciones judiciales que se estaban desarrollando por toda España archivando procedimientos ejecutivos hipotecarios. Controlar tres mil y pico jueces de primera instancia es harto complicado, pero “comerle el coco” a algunos jueces de diferentes salas en cada provincia es tarea accesible. Bajo el disfraz de la “unificación de criterios” se encuentra la aniquilación del derecho que asiste al ejecutado expuesto por el abogado, los gastos del procurador que llevó la oposición al ejecutivo hipotecario y la resolución del juez que la estimó. ¿Bajo qué argumento jurídico? Bajo la sincronía de una encubierta unificación de criterios, el abogado del banco argumentará en su recurso de apelación el derecho divino del artículo 31 y Santas Pascuas, la Sala de la Audiencia sintonizará con el argumento supremo de que el banco hubiera instado la ejecución en su propio nombre y derecho como si fuera el titular del crédito contraviniendo los acuerdos alcanzados con la Sociedad Gestora en la escritura de constitución del Fondo.

images (6)Alguien se puede preguntar ¿No será esta disputa una cuestión de forma? Que más puede dar que sea el banco que actúe como si fuera el titular del crédito o que sea la Sociedad Gestora la que inste la ejecución. La diferencia estriba en que la Sociedad Gestora administra el fondo donde invierten los partícipes de estos títulos y por lo tanto es responsable de su gestión, es decir, salvaguarda los intereses de los bonistas, por otra parte, el banco es el administrador de los cobros y quien debe de iniciar el ejecutivo hipotecario por falta de pago. ¿Qué ocurre cuando el banco insta la ejecución en su propio nombre como si fuera el titular del crédito? Pues, que tiene un interés desmesurado en la ejecución con el fin de quedarse con la garantía (la vivienda del hipotecado). Otra pregunta oportuna: ¿No se lo impide la Sociedad Gestora que representa los intereses de los bonistas? Elemental querido Watson, no se lo impide, cada banco que se precie es dueño de su Sociedad Gestora, CaixaBank lo es de Gesticaixa, Banco Santander de Santander Titulización SGFT, el BBVA con Europea de Titulización etc. etc. y así todo queda en casa. Se trata de un conflicto de intereses que si se conociera algo parecido en el mercado financiero de los EE.UU. estarían todos en la cárcel. Spain is diferent.

descargaAlgunas Audiencias Provinciales una vez que se han convertido en los guardianes del centeno, será por la “unificación de criterios” será por desconocimiento absoluto del mercado financiero, será por sentido patriótico, pero en definitiva sus señorías les están haciendo el caldo gordo a la oligarquía que despluma a los inversores que es donde deberían ir a parar las garantías que soportan los préstamos hipotecarios una vez que han sido titulizados. En lugar de tanta “literatura” jurídica, que su señorías hacen gala en sus sentencias, convendría que entendieran del asunto que tratan ¿Un sacerdote católico puede disertar sobre la convivencia en el matrimonio? ¿Un doctor en medicina puede disertar sobre leyes? ¿Un juez se puede pronunciar sobre un mercado financiero que desconoce? Sus señorías están al albur de una de las partes interesadas (el banco por si no queda claro) que les cuentan unas milongas de cuidado y tragan con ellas. Quizás sería conveniente que sus señorías prestaran atención a las diferencias de metodología entre la que se aplica en los Estados Unidos y la aplicada en España respecto a la titulización. En el mercado secundario anglosajón de titulización intervienen varios participantes, cada uno de ellos con una función específica. Hay cuatro participantes principales en ese mercado: el originador de hipotecas, el agregador, el agente de valores y el inversor con el fin de eliminar los conflictos de intereses. En España, los tres primeros actores, con nombres diferentes, el banco cedente, el fondo de titulización y la Sociedad Gestora están, aunque disfrazados, en la misma mano. ¡Viva el Carnaval!

images[1]En el blog de la Asociación Hipotecados Activos (AHA) en el Curso de Formación (2) en el Cuaderno 2º encontraras esta significada diferencia. Ver:

CUADERNO 2º.- La máquina de hacer dinero

Próximo post, más de lo mismo: Un caso concreto en perfecta sincronización

Empieza a saborear como sacarle dinero a tu banco

QUIEN_SE_HA_LLEVADO_MI_CASAportada¿Quién se ha llevado mi dinero? La respuesta es tu banco. Te puedes quedar ahí, resignado, llorando de cara a la pared por el dinero que se ha evaporado de tu cuenta bancaria o bien, no te resignas y reclamas lo que es tuyo. Si has decidido que los tiempos no están para regalos de esa magnitud, espabila y no pierdas un instante en hacer click en este enlace:

https://indd.adobe.com/view/80bdf744-0727-4149-8f80-bc9a67234ab2

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s